¿Qué es el informe de evaluación de edificios?

Informe de evaluación de edificios
Share Button

En nuestra entrada del blog sobre la ley de rehabilitación que se aprobó el pasado 10 de abril, se hace obligatorio el informe de evaluación del edificio, que supone una paso más hacia la mejora de la calidad de la edificación y su mantenimiento, atacando directamente su eficiencia anergética, su accesibilidad y su estado de conservación.

Como desarrollo de esta ley, se aprobó el pasado mes de abril el Decreto 233/2013 que regula el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016.

En este plan se incluye, como forma de documentar y mejorar, de forma objetiva, la calidad de las edificaciones, la nueva figura del informe de evaluación de edificios, que será obligatorio para quien haga uso de este plan, que incluyen ayudas, y para edificios que tengan, al menos, 50 años de antigüedad, y sustituirá a la inspección técnica de edificios para los que no la tengan todavía, o los que tengan que renovarla, puesto tanto la inspección técnica como el informe de evaluación tienen una caducidad de 10 años.

Este informe de evaluación del edificio incluirá un análisis detallado de las condiciones de accesibilidad, indicando si el edificio va a poder incorporar dichas condiciones de una forma razonable, es decir, realizando unas obras poco costosas, y el nivel de accesibilidad que puede alcanzarse; también incluirá una certificación de eficiencia energética, indicando, por medio de la graduación de letras entre la A y la G, el grado de eficiencia energética, medida por las emisiones de CO2 en toneladas/año · m², y el estado de conservación y mantenimiento, indicando si necesita realizar obras de mantenimiento o reparación para mantener las condiciones de habitabilidad, salubridad y seguridad que indica la ley de ordenación de la edificación (LOE), lo que hasta ahora era la inspección técnica de edificios.

El informe, según el modelo que se incluye en el decreto 233/2013, debe tener los siguientes apartados:

  • Datos generales del edificio: Se incluirán los datos de identificación del edificio, propiedad y técnico que lo suscribe. También incluirá una descripción de los sistemas constructivos del edificio.
  • Estado de conservación: Incluirán los datos de inspección, el histórico de inspecciones previas, la valoración del estado de conservación deel edificio como la valoración de la existencia o no de peligro inminente o deficiencias observadas y su reparación, así como la documentación disponible sobre instalaciones comunes del edificio, como ascensor, gas natural, electricidad, etc.
  • Condiciones de accesibilidad: Se estudiarán las condiciones de accesibilidad del edificio desde el exterior, en cada planta y entre plantas del edificio, su dotación de elementos accesibles, señalización, y una valoración final de condiciones que el técnico competente crea viables y los cambios necesarios qeu proceden para mejorar dichas condiciones.
  • Certificado de eficiencia energética: Cuando el edificio sea de tipo “residencial colectivo” se debe adjuntar una certificación de eficiencia energética al informe de evaluación, según la normativa vigente a tal efecto.

Si tu edificio debe pasar la ITE, tendrás que pensar en hacer el informe de evaluación de edificio, tal y como impone la ley, y así matas 3 pájaros de 1 tiro.

Puedes pedirnos presupuesto a través de nuestra página de contacto, sin compromiso alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *